Sedona: un viaje iniciático hacia la transformación

Hola,
Soy Paola

Tú estás creando cada segundo tu realidad. Eres increíblemente poderoso.

En Arizona, Estados Unidos, hay un lugar que no es tímido en imponerse, aún cuando se supone que hace más de 300 millones de años estaba en el fondo del mar: las espectaculares rocas rojas que sobresalen en el desierto que lo rodea, son producto de un proceso geológico que se formó por capas de arenisca y piedra caliza, cubiertas por el óxido de hierro que dejó como residuo el agua de épocas anteriores:

TE HABLO DE SEDONA, un lugar mágico que concentra un gran secreto.

Justo allí, dentro de sus rocas rojas se esconde uno de los canales de información más importantes del planeta: Los Vórtices de poder energético por donde fluye una inagotable vibración que está en capacidad de recibir y emitir información, desde y hacia el campo que lo conecta todo en el Universo.

Pero ¿qué es un vórtice? Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), este concepto se refiere a un remolino, un torbellino o un ciclón. Esto quiere decir que el término alude a un movimiento en espiral que, para este caso, se representa a través de una interacción permanente y directa de flujo energético.

Estos puntos, perfectos para tu proceso espiritual, de sanación y de transformación, toman como insumo principal toda la información que recibes y que proyectas de regreso, a partir del trabajo individual —de tu linaje del alma— y planetario —donde reprogramas tu memoria celular y te proyectas al mundo—.

No es un vórtice, es Los Vórtices

Entre finales de la década de 1970 y principios de 1980, la autora Page Bryant empezó a utilizar, justamente, el término vórtice para nombrar esa energía en forma de remolino que se concentraba en Sedona, y cuya información indicó en su momento, recibió a través de canalizaciones con su guía espiritual Albion.

En el video explicativo, The Energy Vortex in Sedona, Arizona, publicado por la cadena de streaming, Gaia, se indica que precisamente a principios de 1980, personas de todo el mundo empezaron a visitar Sedona en busca de su despertar espiritual, y, más allá de esto, muchos encontraron “trances espontáneos” y proyecciones del mundo indescriptibles. 

Pero, ¿qué hace de este punto específico del planeta Tierra una fuente energética tan importante?

Muchos de los lugares sagrados alrededor del mundo, según diversas teorías, se han ubicado de forma estratégica siguiendo las  líneas ley —puntos en la Tierra que conectan aspectos geográficos y espirituales, expresados en la arquitectura y la geometría sagrada de comunidades ancestrales—; o fuerzas magnéticas, que se han ido construyendo con el paso del tiempo; e, incluso, aspectos completamente espirituales y planetarios que representan portales energéticos y  son la conexión con la fuente de todo en el Universo.

Cada teoría tiene un punto a defender con argumentos sólidos, sin embargo, se encuentran en el hecho de que en lugares como Sedona, la energía es tan potente que puede ayudar a quien los visita a sanar, equilibrar, potenciar y activarse no solo a nivel individual, sino como colectivo dentro de esta gran misión planetaria que nos permite reconectarnos con nuestro interior y volver a lo que éramos como humanidad.

En The Energy Vortex in Sedona, Arizona, también se explica que existen tres tipos diferentes de vórtices: magnéticos, eléctricos y balanceados. El primero, se enfoca en la energía femenina y mejora la introspección y la meditación; el segundo, en la energía masculina y se concentra en el movimiento; mientras que el tercero, equilibra ambas energías propiciando una perspectiva amplificada del todo… y justo, los tres, se pueden encontrar allí, en Sedona.

Pete A. Sanders Jr., fundador de Free Soul, y graduado con honores de química biomédica y ciencias del cerebro del Massachusetts Institute of Technology (MIT), indica que existen diferentes puntos en este lugar con un gran flujo ascendente de energía y, precisamente, para ayudar a los visitantes a encontrar los vórtices más importantes según sus necesidades, escribió el libro Scientific Vortex Information.

Según Sanders, la Tierra funciona como una vida, cuya fuerza se mueve a través de su superficie en la atmósfera, a la vez que converge con la energía solar y, luego, baja de regreso.  Así, explica que los vórtices de flujo ascendente son aquellos donde la energía va hacia arriba permitiéndonos alcanzar un nivel superior de consciencia.

Sí. Los vórtices de flujo ascendente te permiten elevar tus pensamientos, emociones e intenciones hacia ese Campo Unificado de energía que lo conecta todo. Pero, también, existen vórtices de entrada, los cuales se encargan de permitir que la energía fluya hacia el planeta, y son de gran ayuda para la conexión interior, facilitando procesos como la meditación y el reconocimiento de tu Espacio Sagrado.

Los 8 puntos principales

Sedona, Arizona, ha sido hogar de diferentes pueblos ancestrales como los Hopi, los Navajo, los Yavapai, e incluso los Sinagua. Estos últimos se asentaron entre los años 900 y 1300 y no solo desarrollaron habilidades en la agricultura y la cerámica, sino que lograron establecer diferentes rutas comerciales y entendieron a la perfección la astronomía.

De hecho, los caminos que conducen a Sedona, dejan ver el paso de las civilizaciones antiguas, quienes no solo descubrieron el poder energético de esta zona, sino que se dejaron seducir por ella, incluso, antes de que se le llamara El Vórtice, estableciéndola como escenario de ceremonias sagradas y dejando algunos vestigios entre sus rocas.

Aunque Sedona es un gran vórtice que emana y recibe energía sutil, todo el tiempo, tiene 8 puntos particulares de sanación, reconexión y poder. Según el portal Red Viajes, en su artículo Comprender los vórtices de Sedona, los principales puntos funcionan de la siguiente manera:

De flujo ascendente: se encuentran ubicados en las zonas más altas, las cuales cuentan con baja concentración de oxígeno, lo que apoya las prácticas de meditación. Estos son:

1. Bell Rock

2. Aeropuerto Mesa

3. Oak Creek Canyon Overlook

De flujo de entrada: se encuentran ubicados justo entre sus valles y cañones, y son de fácil llegada:

4. Red Rock Crossing

De flujo de entrada y salida energética:

5. Silla de montar de la roca de la catedral

6. Boynton Canyon

7. Área de la Capilla de la Santa Cruz

8. West Fork Trail

La importancia de los viajes sagrados

Sedona, Arizona, está en mi lista de caminos por recorrer. Lo tengo entre mis prioridades porque ya sentí su llamado y justo eso son las misiones planetarias, llamados del alma que se activan cuando necesitamos realizar algún proceso interior y reprogramar algunos aspectos en nuestra vida. Por eso, la mejor manera de atenderlos es conectando con la Tierra y con esos potentes puntos energéticos por donde fluyen todas nuestras memorias, las memorias de la humanidad.  

Cada vez que realizo un viaje sagrado, no solo me conecto con mi interior, sino que conecto con el colectivo, con las almas de todos los que estamos alineados a través de nuestros diferentes propósitos y que nos encontramos de regreso en estos lugares, destapando las capas de nuestra ancestralidad, de nuestro linaje.

Pero ¿cómo puedes saber cuándo estás siendo llamado? Muchas veces esto no se da de forma consciente y surge casi por casualidad, como si la misma energía te estuviera guiando o, incluso, arrastrando.

Hay una película que me gusta mucho y que la puedes encontrar disponible en el portal Gaia, que precisamente lleva el nombre del protagonista de este artículo: Sedona. Aquí, a través de dos historias comunes, en las que es muy fácil que te sientas identificado, podrás ver cómo ese llamado puede manifestarse en formas poco convencionales, y cómo atenderlo puede llevarte a examinar tus propias prioridades, enfrentar tus límites de frente, destapar tus capas de consciencia, redescubriéndote, sanándote y TRANSFORMÁNDOTE.

¿Alguna vez has sentido el llamado para realizar un viaje sagrado? Espero que a partir de hoy agudices tus sentidos y te des el regalo de vivir esa experiencia mágica.

Paola Gutiérrez

Paola Gutiérrez

Coach Cuántico Espiritual, Oradora y Conferencista Internacional. Creadora de los programas Sanación y Manifestación Cuántica Angelical, Maestría Angelical Nivel I y II, Las 12 Llaves de la Abundancia, Maestro Ancestral, Cuántica del Corazón y las masterclass Guía Completa Ley de Atracción y Viaje al Akash.

Paola Gutiérrez

Paola Gutiérrez

Coach Cuántico Espiritual, Oradora y Conferencista Internacional. Creadora de los programas Sanación y Manifestación Cuántica Angelical, Maestría Angelical Nivel I y II, Las 12 Llaves de la Abundancia, Maestro Ancestral, Cuántica del Corazón y las masterclass Guía Completa Ley de Atracción y Viaje al Akash.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Melva silva

    Si me gustaría saber los detalles del viaje. Siento el llamado me gustaría hacerlo. Gracias.

  2. Claudiaefr

    Si , el viaje a Rapa Nui, soñé que esa tierra me llenaba y así fue, ahí fue mi despertar espiritual, el universo me armó el camino, encontrando hasta el dinero exacto para poder viajar, maravilloso
    Y Sedona, también me marcó el camino… este fue el sello de amor que se me regaló en febrero de este año

Deja una respuesta